La niñez hay que vivirla

No importa la situación política, religiosa, emergencia sanitaria o económica, ellos, los más pequeñitos de la casa, no tienen la culpa y muchas veces ni entienden porque están sucediendo las cosas. Ellos son nuestra generación de relevo y tenemos el deber de salvaguardar su proceso de crecimiento, cuidando su estado físico, mental y emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.